Dieta: la dieta flexitaria es buena para el planeta

Según un estudio reciente, comer flexitario podría reducir en gran medida nuestro impacto en el medio ambiente. ¿Qué es esta dieta? Te contamos todo.

El contenido de nuestro plato tiene consecuencias en el estado de salud de nuestro planeta. Durante varios años, se ha reconocido que ciertos productos agroalimentarios tienen un impacto en el medio ambiente. Según un informe publicado en la revista naturalezaPara limitar el calentamiento global, es necesario cambiar la forma en que consumimos, incluida la reducción de la proporción de carne en nuestra dieta.

En 2050, seremos unos 10 mil millones de personas en la tierra, pero este aumento de la población será sin aumentar nuestros recursos ambientales. Para los científicos, es esencial modificar nuestras formas de consumo para limitar nuestro impacto ecológico. Este nuevo estudio, publicado el 10 de octubre, cuantifica por primera vez los esfuerzos a realizar.

90% menos carne

Según los investigadores, es necesario adoptar un régimen flexitarista para limitar el calentamiento global. Esto consiste en reducir drásticamente el consumo de carne. Esto reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria agroalimentaria en un 56%. En los países desarrollados, los investigadores recomiendan reducir el consumo de carne en un 90%. La producción ganadera produce gases de efecto invernadero y consume mucha agua: para producir 500 gramos de carne de res, se necesitan alrededor de 7,000 litros de agua. El consumo de huevo y leche también debe revisarse a la baja en un 60% en promedio.

Más soja y más cereales.

¿Cómo obtener suficiente proteína si consume menos productos animales? Llenar de legumbres. El estudio recomienda aumentar nuestro consumo en un 115%. Esta no es la única alternativa, los investigadores dicen que se debe consumir un 400% más de soja.

Multiplica los medios de acción.

Los autores de esta publicación destacan la necesidad de diversificar los medios de acción. Por ejemplo, reducir el desperdicio de alimentos también es parte de las medidas necesarias para limitar el calentamiento global. Reformar la industria y mejorar la educación sobre estos temas también son cuestiones importantes. Si no se hace nada para 2050, las consecuencias de nuestra dieta sobre el cambio climático podrían pasar del 50 al 90%.

Vídeo: LA DIETA QUE ME HIZO ADELGAZAR 10 KILOS (Abril 2020).