Diabetes: cinco consejos a seguir en caso de fuerte calor

En climas cálidos, los riesgos de diabetes se exacerban. Es por eso que la Federación Francesa de Diabéticos (FFD) ha publicado una lista de recomendaciones a seguir durante el verano.

La diabetes es una enfermedad cada vez más frecuente en todo el mundo, particularmente debido a la creciente incidencia de sobrepeso y sedentarismo. En Francia, en 2015, 3,7 millones de personas estaban tomando tratamiento para la diabetes, o el 5,4% de la población. De estos pacientes, el 90% se ven afectados por la resistencia a la insulina o la diabetes tipo 2. La diabetes insulinodependiente, conocida como diabetes tipo 1, representa aproximadamente el 10% de las personas con diabetes. Es una enfermedad autoinmune con causas desconocidas. La diabetes es una afección crónica que puede provocar muchas complicaciones, como el pie diabético o la hipoglucemia. Y en climas cálidos, estos riesgos se exacerban, especialmente para niños y ancianos, advierte la Federación Francesa de Diabéticos (FFD) que publica en su sitio una lista de cinco consejos para un verano más tranquilo.

Esté atento a los signos de azúcar en la sangre.

Es natural sudar cuando hace calor. Pero en un diabético, también puede significar hipoglucemia. Si se siente cansado o mareado, no olvide verificar sus niveles de azúcar. Y siempre tenga con usted lo que madura rápidamente si es necesario, ya sea cubitos de azúcar o una briqueta de jugo de frutas.

Presta atención al sol

Cuando el sol calienta la piel, activa la circulación sanguínea y puede acelerar la absorción de insulina, aumentando así los niveles de azúcar en la sangre. Además, protéjase y mida su azúcar en la sangre regularmente. Además, los pacientes diabéticos tienen más probabilidades de desarrollar cataratas en el verano: la exposición prolongada al sol puede dañar las estructuras del ojo. No dude en consultar a un oftalmólogo si tiene dudas.

Mantenerse hidratado

Con el calor, el nivel de glucosa en la sangre puede aumentar, lo que hace que desee orinar y puede provocar una mayor deshidratación. Sin embargo, este último corre el riesgo de agravar el desequilibrio glucémico ya existente y, en los casos más extremos, promover el coma diabético, especialmente en los ancianos y los niños. Para contrarrestar estos efectos nocivos, beba todo el día y consuma alimentos ricos en agua, como vegetales crudos o frutas como tomate (94.1% de agua), carambola (91.3%), sandía y melón (90.9%), fresa (90.1%), toronja (89.8%) o limón (89%). Los caldos y sopas también se recomiendan por su contenido de vitaminas y minerales. Por el contrario, el alcohol aumenta el riesgo de deshidratación. Y, por supuesto, evite hacer ejercicio durante demasiado tiempo y con demasiada intensidad cuando hace mucho calor.

Cuida tus pies

Los problemas de circulación relacionados con la diabetes pueden conducir al "pie diabético", que se caracteriza por complicaciones graves debido a una herida en el pie. Además, en verano, evite caminar descalzo, incluso en la playa, y prefiera usar sandalias cerradas. Además, "examine sus pies todos los días, para verificar que no tengan algunas señales de advertencia, como un micro corte", explica el FFD.

Protege tu material

El calor puede influir en el efecto de las drogas y "debe alentarlo a cambiar la forma en que almacena algunos de sus medicamentos, incluida la insulina", dice Health Insurance en su sitio web. "Los medidores de glucosa en sangre, las tiras reactivas, los electrodos y las soluciones de control deben almacenarse y usarse en condiciones de temperatura definidas, de lo contrario fallarán y le darán resultados falsos", advierte el FFD. . Como habrá entendido, nunca exponga su equipo al sol ni a fuertes variaciones de temperatura. Guárdelo en un lugar fresco y seco. En caso de duda, consulte las instrucciones de funcionamiento en las que se indica todo.

También recuerde comer lo suficiente, incluso si el calor detiene su apetito, y mojar y ventilar su cuerpo regularmente.

En caso de fuerte calor, no dude en ponerse en contacto con la plataforma de información "ola de calor" al 0800 06 66 66 (llamada gratuita entre 9h y 19h desde un teléfono fijo).

Vídeo: Diabetes, Sintomas Diabetes (Febrero 2020).